Date

09.2021

La “vuelta al cole” de la política española

Análisis del arranque del curso político

Download

Sorry, this entry is only available in European Spanish.

El reinicio del curso político alcanza tanto al Gobierno de coalición como a las principales formaciones políticas, tras un verano que no ha dado tregua. En las primeras semanas, la crisis diplomática con Marruecos derivó en un acuerdo bilateral de devoluciones colectivas de inmigrantes menores de edad. La temperatura se elevó mucho más allá de lo previsto para un mes de agosto por la contestación de las organizaciones que trabajan en defensa de los derechos de la infancia, que solicitaron al Ministerio del Interior que cumpliera la Ley vigente.

En la segunda parte del mes de agosto, la retirada y evacuación de las tropas presentes en Afganistán concentró la principal atención del mundo y el epicentro de la acción política del Gobierno de España. Culminada la operación con éxito, el Gobierno sale indemne de la retirada de un país en el que dos décadas de presencia internacional no parecen haber servido para una transición ordenada desde los talibanes que controlaban el poder político en 2001 a los talibanes que volverán a controlarlo en 2021.

Entre tanto, la escalada del precio de la luz. Convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el ejecutivo, el precio del kilovatio / hora se presenta como el elefante en la habitación que propiciará algunas decisiones del actual Gobierno de coalición. La primera y más cierta, la aceleración de una agenda social que trate de sacar del debate la factura de la luz y meta otros asuntos en el centro de la escena. Entre ellos: la reforma de las pensiones, la subida del Salario Mínimo Interprofesional o la tramitación de la Ley de Memoria Democrática. Aquí, el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez, buscará reencontrarse con su electorado de manera más cómoda. El Plan Normativo Anual, aprobado con meses de retraso a consecuencia de la pandemia, apunta las iniciativas legislativas que impulsará el gobierno en lo que queda de año, con incidencia en múltiples sectores.

Septiembre llega así con superávit de asuntos en la agenda política. Las principales formaciones políticas, sin embargo, se adentran en el nuevo curso político con circunstancias, intenciones y expectativas bien distintas. El PSOE entra en su año decisivo de la legislatura. Su Congreso Federal a finales de octubre se presenta como la gran cita orgánica desde las convulsas primarias de 2017. El Partido Popular arranca el nuevo curso político con el viento a favor de todas las encuestas. El liderazgo de Pablo Casado buscará un nuevo impulso en la convención nacional del primer fin de semana de octubre. Vox, la tercera formación política según todas las encuestas, tiene el objetivo de asentar su posición y situarse por encima del 15% de los votos y en el entorno de los 45 diputados, para lo que intensificará su estrategia de polarización. La distancia entre expectativas y logros ha terminado convirtiéndose en un elemento clave del descenso de apoyo social que todas las encuestas detectan para Unidas Podemos. En este curso que empieza, todas las miradas están puestas en la actual vicepresidenta y ministra de empleo, Yolanda Díaz. Por último, Ciudadanos empieza septiembre con el peor escenario desde su fundación, en una situación de notoria irrelevancia.

Author

Harmon

Categories: