Date

01.2023

SpainNAB, Harmon y Afi piden a la Administración Pública que actúe como catalizadora de la inversión hacia la “economía de impacto”

SpainNAB, Harmon Corporate Affairs y Afi han organizado en el Congreso de los Diputados una jornada para trasladar a la esfera política y a las Administraciones Públicas la necesidad de avanzar en el diálogo y en la colaboración público-privada para alcanzar una “economía de impacto”.

Sorry, this entry is only available in European Spanish.

  • Han reunido este jueves en el Congreso de los Diputados a más de 150 representantes públicos y políticos, del sector privado y la sociedad civil para trasladar la importancia de este nuevo modelo económico
  • 2023 será un año clave para España con la celebración en Málaga del GSG Global Impact Summit, el congreso internacional de referencia sobre “economía de impacto”
  • SpainNAB ha presentado su Manifiesto #CaminoalImpacto, dirigido a cualquier persona que quiera comprometerse a trabajar por la implantación de la “economía de impacto” en su ámbito de actuación

 

Madrid, 19 de enero de 2023. SpainNAB, el Consejo Asesor para la Inversión de Impacto en España; Harmon Corporate Affairs, primera consultora especializada en España en estrategias de no-mercado; y Afi, compañía española líder en consultoría y formación independiente, han organizado este jueves en el Congreso de los Diputados una jornada para trasladar a la esfera política y a las Administraciones Públicas la necesidad de avanzar en el diálogo y en la colaboración público-privada para alcanzar una “economía de impacto”.

Durante la jornada, bajo el título ‘Economía de impacto y Sector Público. Repensando la inversión con el impulso de la Administración’, se ha trasladado este nuevo modelo económico al poder legislativo a través de diferentes mesas de diálogo sobre qué es la inversión de impacto y qué retos y oportunidades presenta. Meritxell Batet, presidenta del Congreso ha realizado la apertura del acto, señalando que “estamos en un contexto en el que la preocupación por la sostenibilidad cada vez es más crucial y atraviesa todos los campos de la acción colectiva. Replantear las lógicas del mercado desde una perspectiva del impacto medioambiental y social de la actividad de las empresas constituye un reto clave para que la economía juegue a favor de la creación de un mundo mejor”. Además, ha destacado que “las sinergias que se pueden producir entre el sector público y privado en esa dirección es una cuestión de máxima actualidad”. “Desde mi punto de vista, creo que estamos obligados todos aquellos que ostentamos una representación política pero también desde el sector privado a reflexionar y a pasar a la acción lo más rápido posible”, ha finalizado.

El encuentro ha reunido a más de 150 asistentes, entre representantes de instituciones públicas, responsabilidades del Gobierno y de los principales partidos políticos, así como personalidades del sector privado y de la sociedad civil. La inversión de impacto se centra en dar solución a los retos sociales y medioambientales, generando un impacto positivo, medible y transparente a través de la utilización responsable, eficaz y eficiente de los recursos disponibles. Para lograrlo, resulta imprescindible reforzar la colaboración público-privada, y que esta impulse la movilización de financiación hacia esa nueva tendencia económica.

Juan Bernal, presidente de SpainNAB y director general de CaixaBank AM, ha destacado en la inauguración del acto que “la transición hacía una economía de impacto como instrumento transformador no es cuestionable y el sector público tiene un rol fundamental para lograrlo con éxito.” Además, Bernal ha incidido en que “SpainNAB es hoy una organización multisectorial que cuenta con el compromiso de todos los aliados estratégicos del sector privado y que debemos aspirar a que también sea transversal a todo el arco parlamentario que representan al conjunto de la sociedad española.”

Incrementar la inversión con implicación público-privada

Según el estudio “La inversión de impacto en España en 2021”, elaborado por SpainNAB y el Esade Center for Social Impact, el capital para la inversión de impacto en España sumó un total de 2.398,6 millones de euros de activos bajo gestión al cierre de 2021, un 12% más que en 2020. Estos datos muestran el potencial del sector en su papel esencial para contribuir a la construcción de un nuevo modelo económico, pero también evidencian la necesidad de seguir incrementando dichos recursos financieros.

Carmen Basagoiti, presidenta de Harmon, ha afirmado que “eventos como el de hoy ayudan a que existan puntos de encuentro entre las diferentes fuerzas políticas y a aportar desde la sociedad civil un ángulo de colaboración institucional”. Además, ha lanzado la petición de que “necesitamos encontrar un impulso y una voluntad firme en el sector público para conseguirlo” y ha concluido que “solo nos faltaba poner en la agenda pública la economía de impacto y hoy hemos evidenciado el primer paso”.

La Administración Pública representa un agente imprescindible a la hora de atraer inversores privados a este campo y aportar una mayor seguridad jurídica. De hecho, entre los factores clave que podrían influir en el crecimiento de la inversión de impacto destaca el incremento de la presencia del sector público, además del desarrollo de una metodología estandarizada para la medición y gestión del impacto y del aumento de los inversores institucionales.

Los actores públicos permiten canalizar la inversión hacia proyectos y entidades conectados con los retos de la sociedad, contribuir a la consecución de la Agenda 2030 y de las estrategias nacionales e internacionales en materia de sostenibilidad, fomentar la capacitación del tercer y cuarto sector. Además, la inversión de impacto es una herramienta clave en la canalización de los Fondos Next Generation.

En este sentido, César Cantalapiedra, socio en Afi, ha señalado que “las administraciones públicas se encuentran ante la oportunidad de orientar el diseño de las políticas públicas para favorecer la sostenibilidad en el crecimiento y el empleo. La concesión a España de un segundo tramo del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia debería servir para explorar fórmulas que impulsen la inversión de impacto atrayendo capital privado con mecanismos de financiación combinada y contratos por resultados que propicien también la sostenibilidad de las cuentas públicas”.

2023, clave para España con la cumbre anual de inversión de impacto

La jornada en el Congreso de los Diputados marca el inicio de un año clave para el papel de España en el avance de la “economía de impacto”, que culminará en Málaga los días 2 y 3 de octubre con la celebración del GSG Global Impact Summit, la cumbre anual de inversión de impacto, organizada por el Global Steering Group (GSG) y SpainNAB. El Ayuntamiento de Málaga tendrá un papel destacado en la celebración, colaboración en la organización, y su alcalde, Francisco de la Torre, ha realizado el cierre institucional en el Congreso de los Diputados.

La cumbre de Málaga, que coincide con la Presidencia española del Consejo de la UE, contará con profesionales y líderes de todo el mundo y pondrá de manifiesto la convergencia entre innovación y transparencia que impulsan los flujos de capital para dar respuesta a los urgentes desafíos empresariales, políticos y sociales. El objetivo es promover una transición hacia economías que generen soluciones.

Además, SpainNAB ha aprovechado la jornada en el Congreso para presentar su Manifiesto #CaminoalImpacto. El Manifiesto está dirigido a todas las personas e instituciones de la comunidad inversora, empresarial, del tercer sector, Administración Pública, universidades y/o academias y medios de comunicación, que pueden adherirse de forma voluntaria y comprometerse así a trabajar por la implantación de la “economía de impacto” en sus respectivos ámbitos de actuación.

Author

Harmon

Categories: